Las plantas tapizantes son aquellas especies que recubren el suelo formando una alfombra vegetal, aunque hay ciertas trepadoras que también son tapizantes. Las usamos como alternativa a las superficies que queremos mantener verdes sin necesidad de recurrir al césped. Nos ayudan a cubrir taludes, setos, paredes y superficies irregulares. Se usan también para aquellas zonas del jardín donde apenas crece vegetación porque no recibe casi luz del sol y en zonas donde la tierra no es muy buena, ya que hay especies que apenas necesitan mantenimiento, no necesitan abono y , incluso, ni agua. Y además, estas plantas evitan la proliferación de malas hierbas de forma sostenible.