El agua es un recurso escaso y difícil de gestionar debido a su irregularidad temporal y espacial. Por ello, en SATIVA jardiners empleamos la mejor tecnología del sector orientada a mejorar la eficiencia del riego, mediante el uso de sistemas de riego inteligente. Estos sistemas permiten suministrar los jardines del agua que necesitan en cada momento, en función del estado fisiológico de las plantas así como de las condiciones ambientales de temperatura y humedad del suelo, de forma homogénea y regular y a la hora programada. De este modo, nos aseguramos de hacer un uso responsable del agua y aprovecharla de forma óptima y ecológica.